Cómo Interpretar los Síntomas

Lea cuidadosamente la lista de síntomas. Verifique si posee uno o más de los síntomas descritos.

No es necesario tener todos los síntomas para decidirse a buscar ayuda. La idea es que Ud. se vaya reconociendo en algunos síntomas en diferentes áreas del cuerpo. No existe un número de síntomas mínimos para justificar una consulta diagnóstica. Por ejemplo, alguien puede sentir solo que su mandíbula no tiene una posición de descanso. Quizás ha buscado ayuda durante un buen tiempo, porque esto le incomoda mucho. En este caso, sería adecuado hacer una consulta diagnóstica.

Lo mismo sucede si otra persona tiene mucho desgaste de dientes y siente tensiones a los lados de la mandíbula. Si a ello le sumamos dolor de cabeza y de cuello frecuentemente, recomendamos que realice una consulta diagnóstica, pues un tratamiento precoz se traducirá en una terapia más fácil, más barata y más rápida.

Si el reconocimiento de síntomas no fue suficiente y Ud. necesita más datos, le agradeceremos que lea la información sobre una visión amplia del bruxismo.